¿Cómo cambiar las pastillas de freno de un vehículo?

Ya hablamos anteriormente de cómo realizar el famoso cambio de aceite y filtros, hoy vamos a ir un paso más allá, y os vamos a explicar como hacer el cambio de la pastilla de freno.

Las pastillas de freno sirven, como su nombre indica, para frenar las ruedas y por tanto el vehículo. Al pisar el pedal de freno las pastillas o el disco de freno friccionan con las ruedas hasta detener el automóvil o por lo menos hacer que las ruedas giren a menor velocidad.

Para hacer una revisión periódica del estado de las pastillas de freno tendremos primero que quitar la rueda aflojando previamente las tuercas y levantando el vehículo con el gato. Al extraer la rueda se podrá hacer una comprobación del grosor y espesor de la pinza. Si se observa que el espeso de la superficie de la pastilla es inferior a 3mm. habrá que hacer un cambio de pastillas.

¿Cómo cambiar las pastillas?
Primeramente se necesita un gato para elevar el vehículo, una borriqueta, llave inglesa o varias llaves para aflojar la rueda, tuercas, pinzas de freno, un destornillador plano de tamaño grande y un juego de pastillas.

Como decíamos, el primer paso será quitar la rueda. Tendremos que elevar el vehículo con el gato, girar la dirección hacía la rueda que se está cambiando y quitar las tuercas de la rueda. Realizado este paso se tendrá que introducir el destornillador plano entre el disco y la pastilla de freno y hacer que ambos se separen ligeramente haciendo una leve palanca.

Luego habrá que quitar la pinza con cuidado, quitando previamente las dos tuercas que lo sujetan. Al quitar las pinzas se liberarán las pastillas, con lo que habrá que reponerlas con las nuevas, y volver apretar las tuercas.

Con el vehículo todavía elevado se tendrá que accionar el pedal de freno en repetidas ocasiones y girar la dirección a ambos lados. Si todo ha acoplado bien, se colocarán nuevamente las llantas, posteriormente las tuercas para apretarlo y bajaremos el coche con la ayuda del gato.

Normalmente las ruedas delanteras suelen gastarse con mucha más facilidad, por lo que muchos conductores optan por hacer un cambio con las traseras. Atención, siempre se tendrán que cambiar ambas ruedas, me refiero que si se cambia la rueda delantera derecha por la rueda trasera izquierda automáticamente se tendrá que cambiar también la izquierda, para que cada eje tenga las llantas en el mismo estado.

Tags:

0 Comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario.

Deje un Comentario